The Barcelona breakwater

http://rafaelramirez.co.cc/wp-content/uploads/2009/04/postal004f.jpg

Dusk at the Rompeolas, Barcelona’s breakwater, in the 1950s. Sadly, the rough, unfriendly eatery here was demolished in the 1990s as the city embraced modernity, but you can still walk along to the end, talking in the sea air, the men with their rods and cormorants sunning themselves among the rocks.

The Rompeolas is an essential place in the social history of the city, though today it has lost much of its magic. It was a place to drive out with your girl and make love in your tiny SEAT 600. Many people born in the city in the 1950s and 60s are said to have been conceived here. Later, in the 1980s, Barcelona singer Loquillo immortalized it in his best (only good?) song El Rompeolas:

Lunes, Martes, Miércoles,
mirando hacia el mar.
Es un buen lugar para irse a olvidar,
coches policías detrás la ciudad.
Ojalá aquella rubia me mire al pasar.

Links

Complete lyrics

Lunes, Martes, Miércoles,
mirando hacia el mar.
Es un buen lugar para irse a olvidar,
coches policías detrás la ciudad.
Ojalá aquella rubia me mire al pasar.

Tú chica puedes vivir
una vida de hogar,
búscate un marido con miedo a volar.
No hables de futuro,
es una ilusióncuando el rocanrol conquistó mi corazón.
No hables de futuro
es una ilusión
cuando el rocanrol conquistó mi corazón.

Jueves, Viernes, Sábado,
sentado junto al mar.
Es un buen lugar para irse a olvidar.
Dejé a mi familia junto al televisor.
En el rompeolas aún se huele el sol.

Tú chica puedes vivir
una vida de hogar,
búscate un marido con miedo a volar.
No hables de futuro,
es una ilusión
cuando el rocanrol conquistó mi corazón.
No hables de futuro
es una ilusión
cuando el rocanrol conquistó mi corazón.