Noticas en ‘Cordillera Cantábrica’

Muladares, vitales para el oso pardo

Ahora que poco a poco regresan los muladares tras los miedos a la Encefalopatía Espongiforme Bovina, o “mal de las vacas locas”, recuperamos este interesante reportaje publicado en agosto de 2006 en Quercus, “Las carroñas del ganado extensivo, vitales para el oso pardo“, de Alfonso Hartasánchez, Doriana Pando, Francisco José Purroy y José Ramón Maragán.

Aumenta la población del oso pardo

Buenas y malas noticias. La población de osos pardos de la Cordillera Cantábrica continua creciendo tras veinte años de programa de recuperación, en 1989 se incluyó en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas con la máxima categoría de “en peligro de extinción”.  Según los datos obtenidos del último censo de la población del oso pardo, un total de 19 hembras han logrado criar a 37 oseznos durante el 2008. El censo se llevó a cabo en Asturias, Cantabria y Castilla León por la Fundación Oso Pardo. De todos modos, la situación es preocupante en la zona oriental de la Cordillera Cantábrica. De los 37 oseznos del pasado año, sólo 3 fueron criados en esta zona. El resto fueron criados por osas de la población más occidental. El Mundo

Según los cánones que establece la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza, los osos de la zona occidental han pasado de estar “en peligro crítico” a “en peligro”. La Nueva España

Villarina se independiza

La osezna Villarina ha acabado desprendiéndose de los emisores  que el equipo de FAPAS empleaba para hacer su control de seguimiento en Somiedo. Puede calificarse como un verdadero éxito la reintegración de la osezna a su medio natural, así como una gran experiencia de trabajo en la recuperación del oso pardo en la Cordillera Cantábrica. Leer en FAPAS

Rebelión contra el “desastre ambiental” en Castilla y León

Once asociaciones conservacionistas piden al Gobierno central que recupere las competencias de la Junta en medio ambiente. Leer

Un oso pardo muere atropellado en el Bierzo

Un oso pardo joven ha muerto atropellado en el Bierzo, después de ser alcanzado por un camión. El accidente ocurrió en la autopista A-6, cerca del Puerto de Piedrafita, según la Fundación Oso Pardo. Se trata de la primer vez que se ha demonstrado que un oso ha muerte en un accidente de trafico en España.

“Los machos jóvenes son muy exploradores, por eso no es raro que se salgan de su área”, ha añadido Palomero. El presidente de la Fundación Oso Pardo ha cifrado en 130 los ejemplares en la cordillera cantábrica, de los que unos 30 viven en la zona oriental y el resto en la occidental. La zona del accidente está cerca del Alto Sil, un “núcleo reproductor pujante”, según Palomero. El Pais

Según fuentes de asociaciones ecologistas consultadas por Efe, el municipio de Vega de Valcarce, sin ser una zona de gran densidad osera, si es zona “de dispersión”, a la que llegan con frecuencia osos del Alto Sil y la comarca de Los Ancares, a caballo entre las provincias de León y Lugo.

La pérdida de un ejemplar de oso siempre es lamentable, ha argumentado uno de los expertos en este tipo de ejemplares, porque se trata de un animal sumamente escaso, aunque en los últimos años su declive se ha detenido. La Vanguardia

El esqueleto encontrado en Vega de Liébana no era de oso pardo

ÚLTIMA NOTICIA: Ha resultado que el esqueleto hallado en Liébana no corresponde a un oso pardo, sino a un cánido. La dispersión de los huesos suscitó algunas dudas sobre la especie a la que correspondía el animal. Se trata de otra lección de que  no deberíamos sacar conclusiones rápidas cuando leemos noticias en Internet de este tipo. Leer en El Diario de León

Guardias de la ‘Patrulla Oso’ de la Fundación Oso Pardo han hallado esta semana en Vega de Liébana (Cantabria) el esqueleto de un oso pardo, que posiblemente murió unas semanas antes en circunstancias desconocidas. Este hallazgo, que eleva a once el número de ejemplares localizados muertos en la Cordillera Cantábrica en los últimos diez años, ha llevado a diferentes grupos conservacionistas a expresar su preocupación. Piden a las administraciones que «redoblen sus esfuerzos» porque la situación del oso es todavía crítica. Los restos del oso se han enviado a un laboratorio especializado para determinar la causa de su muerte. Leer más en El Diario Montañés

Osos muertos desde 1998 (ocho de los cuales han sido envenenados)

¿Mejora del urogallo en la Cordillera Cantábrica?

La Consejería de Medio Ambiente de Asturias estima que la población actual de urogallo en la Cordillera Cantábrica (Asturias y Castilla y León) es de aproximadamente 500 ejemplares adultos. Según la consejería ha habido un ligero aumento de su población en el Principado en los últimos cuatro años.

Actualización – 21/07/2008

La Coordinadora Ornitolóxica de Asturias pone en duda la cifra de urogallos dada por el gobierno y la reduce a menos de la mitad. Según la Coordinadora hace 10 años existían alrededor de 400 urogallos y su población ha continuado descenciendo desde entonces, por lo que «los números del Principado no pueden ser reales». Estiman que actualmente quedan no más de 200.

Asimismo, el grupo denuncia que en el año 2005 Asturias fue la única comunidad que no ofreció cifras concretas sobre el número de ejemplares. La Coordinadora también recuerda que el Principado lleva varios años sin actualizar el censo de urogallos, con lo que «asegurar que hay 500 ejemplares es engañar a la opinión pública», subraya el colectivo. Leer en LNE

Sin embargo, SEO Birdlife también cifra la población en 500 aves.

Los últimos urogallos cantábricos se concentran en Asturias y León, con un núcleo reducido, en vías de extinción, en Cantabria, y presencia ocasional en Los Ancares de Lugo. Se estima que no quedan más de 500 ejemplares en la Cordillera Cantábrica. Leer sobre el urogallo en SEO

Sea cual sea la cifra real, el urogallo sigue siendo el ave más amenazada de la Cordillera, y por ello este mismo otoño se pondrá en marcha un proyecto de conservación de la especie bautizado «El sonido del bosque» desarrollado por la organización SEO/Birdlife. Dentro del plan destacan las actuaciones para la mejora del hábitat de la especie; en una primera fase, dentro del parque nacional de los Picos de Europa. El plan se centrará en el desarrollo de actividades de sensibilización hacia el urogallo entre el sector forestal, el ganadero y el cinegético, junto con trabajos de campo para mejorar el hábitat de las aves.

Ver también: Campaña para mejorar el hábitat del urogallo en los Picos de Europa El Mundo

Incremento de osas con crías en la Cordillera Cantábrica

Se acaba de presentar el censo de osas con crías en la Cordillera Cantábrica para 2007. Según este, la población se ha recuperado hasta alcanzar la cifra de 21 osas con 39 crías. Esta cifra se ha triplicado desde 1989. El aumento ha sido más evidente en la población occidental, con 18 hembras y 34 oseznos, que en la oriental, con 3 osas y 5 crías. En el censo también se evidencia que el tamaño medio de las camadas ha aumentado, hasta 2 crías por osa en la población occidental y 1,8 en la oriental. Según José Félix García Gaona,director de Biodiversidad y Paisaje del Principado de Asturias, “Las cifras invitan a un optimismo moderado y a pensar que el trabajo realizado ha sido el adecuado”. Según él, estos buenos resultados se deben a una mejora en el hábitat natural del oso pardo y a la continuada colaboración entre las distintas comunidades autónomas, ONG’s conservacionistas y la población civil. No obstante, según el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, hay que ser cautelosos porque a pesar de que el censo es el más alto desde hace dos décadas, el oso pardo cantábrico es todavía una especie en peligro de extinción y que tiene que superar problemas como venenos, trampas y la mortalidad infantil.

Leer más en LNE

Presencia de osos pardos en otras zonas de Liébana

El crecimiento de la población de osos pardos está haciendo que se extiendan hacia otras zonas de la comarca de Liébana donde hace décadas que no estaban presentes, como Cabezón de Liébana y el Valle de Bedoya. Según el presidente de la la Fundación Oso Pardo (FOP), “Se les está viendo en zonas que antes frecuentaban poco”. Leer más en El Diario Montañés

En observación la osezna hallada en Somiedo

La osezna hallada en Somiedo con traumastismo craneal ha sido trasladada al centro de recuperación del Parque de la Naturaleza de Cabárceno. La cría requiere reposo y tranquilidad. Por lo tanto, se encuentra aislada en un ambiente tenue, sin ruidos y a una temperatura adecuada y se hace su seguimiento las 24 horas mediante una cámara de infrarrojos. De momento hay que esperar a ver cómo evoluciona. Leer más en El Diario Montañés

Dos turistas hallan una osezna herida en Somiedo

Dos turistas madrileños han hallado una osezna herida sin su madre al lado de una carretera en Somiedo. La osa parda de cuatro kilos de peso y entre cinco a seis meses de edad tenia una herida en el lado derecho de la cabeza y estaba caminando desorientada de un lado a otro de la carretera. Tras confirmar que no venia la madre del animal, los turistas recogieron al cachorro y lo llevaron al cuartel de la Guardia Civil en Somiedo, que dio aviso a la guardería del parque de Somiedo para que se hiciesen cargo del animal.

El plan es devolver el animal al estado natural.

Leer en La Nueva España

Ver también:

  • La osezna hallada por unos turistas en Asturias gana peso, pero tiene problemas de movilidad (El Periódico)

La reintroducción del quebrantahuesos en los Picos comenzará en 2009

El programa para reintroducir el quebrantahuesos en el Parque Nacional de los Picos de Europa comenzará a introducir ejemplares procedentes del Pirineo aragonés el año que viene con el objetivo de recuperar ‘en ocho o diez años’ el ave extinta en la Cordillera Cantábrica desde hace 50 años. El programa lo llevarán a cabo expertos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en los Picos de Europa en colaboración con el gobierno de Aragón que llevan varios años creando las condiciones ambientales necesarias para el establecimiento permanente de los ejemplares de quebrantahuesos en la zona.

La técnica para reintroducir el ave consiste en retirar los huevos que tienen pocas posibilidades de nacer en condiciones naturales, y incubarlos artificialmente. Luego, los polluelos se crían en su medio natural con asistencia de forma artificial a través de un señuelo. Ensayos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido han tenido mucho éxito. Leer en Tierra

Hallan un osezno muerto en Palencia

Un osezno de solo unos meses ha sido hallado muerto en La Pernía, Palencia. Probablemente ha sido matado por un macho. Se trataría del primer caso de muerte de un osezno a manos de un ejemplar adulto registrado en la parte oriental de la cordillera cantábrica. Las pruebas apuntan hacia un oso macho ya que el cadáver se encontraba “desollado de manera muy peculiar y parcialmente devorado”.

El osezno pertenecía a un grupo familiar formado por una osa con dos crías. (ver Localizados los primeros oseznos nacidos este año en la Cordillera Cantábrica). Después de ser alertados por un particular, los servicios de Medio Ambiente de la Junta y la Fundación Oso Pardo encontraron el cadáver. Ahora continúan los rastreos para intentar comprobar si el segundo osezno ha podido o no sobrevivir al supesto ataque del adulto.

En los alrededores se han detectado numerosos indicios de presencia de osos. Junto con las huellas del la madre y sus crías, se han localizado huellas de un oso grande, que corresponden aparentemente a un macho adulto, y también signos de una actividad intensa, con ramas hojarasca y piedras movidas, que denotan persecución o lucha. La muerte de crías de osos causados por ejemplares adultos suele ocurrir en el periodo de celo, que en la Cordillera Cantábrica transcurre entre mayo y junio. Estos incidentes se consideran una causa de mortandad natural en la especie, y son habituales en todas las poblaciones de osos, y aunque no se había podido demostrar hasta la fecha en la zona oriental de la cordillera cantábrica, desde 1996 se han registrado ocho casos en la población occidental. Es una pena que se pierda un oso de una población tan pequeña. Leer en Terra

Un juez insta a paralizar un parque eólico en una zona de urogallos

Un juez ha parado las obras de instalación del parque eólico de San Feliz, en Valdesamario (León) porque está en un zona de urogallos, probablemente la especie emblemática más amenazada de España. Las obras se han llevado a cabo en la Sierra de La Cepeda, entre los términos municipales de Quintana del Castillo y Valdesamario, en la provincia de León, una de las pocas zonas de la Cordillera Cantábrica donde se registra la reproducción del urogallo de manera regular.

Las máquinas de la empresa Producciones Energéticas del Bierzo entraron la semana pasada en la vertiente leonesa de la cordillera cantábrica para abrir las pistas para instalar los molinos de viento. No les importó que la zona sea una de las pocas en las que cría el urogallo cantábrico. La alerta de los investigadores que siguen a esta especie en extinción -hay incluso una hembra marcada que se sigue día a día- llevó a la Sociedad Española de Ornitología (SEO) a pedir en los tribunales el freno urgente de las obras. Y aunque los jueces son reacios a estas medidas cautelares, el juzgado número 1 de lo Contencioso de León ordenó ayer frenar el parque. “La urgencia requerida parece de una claridad meridiana”, señala el juez sobre el perjuicio al urogallo. Leer en El País

El oso se recupera en la zona central de Asturias

Foto de una osa con su cría en la primavera de 2008 en el concejo de Proaza (Asturias) – EFE

Según Fapas, la población de osos pardos podría quedar “totalmente” recuperada en el año 2010 en el área central de Asturias, que ha visto un aumento del número de estos animales en la zona en los últimos años. Por esta razón, Fapas propone cambiar el nombre del Valle del Trubia, por el de “Valle de los Osos”. El oso pardo, que prácticamente llegó a desaparecer como especie reproductora en la zona central de Asturias, está consiguiendo recuperarse a un ritmo muy alto. En 2007 se detectó la presencia de al menos 16 osos diferentes (dos eran hembras acompañadas de sus crías). En los próximos meses se podrá determinar el número de osas que han reproducido, probablemente dos o tres, según Fapas. La previsión es que unas 10 hembras reproductoras llegarán a ocupar los valles de Trubia (entre las montañas de los Concejo de Proaza, Quirós y Santo Adriano). Esto permitaría que los osos comiencen a colonizar nuevas áreas entre las dos zonas oseras que existen la Cordillera Cantábrica y que actualmente se encuentran incomunicadas entre sí. Leer en El País o 20 Minutos

Proyecto para estudiar la población del oso pardo en Asturias

El gobierno de Asturias y el CSIC han lanzado un proyecto para estudiar la evolución de la población del oso pardo en Asturias. Además el proyecto pretende:

  • identificar los corredores de comunicación
  • analizar los datos ocasionados por la especie a la agricultura y la ganadería.

El proyecto, titulado ‘Análisis de patrones de movimiento y actividad del oso pardo en Europa. Aplicación a la conservación de pequeñas poblaciones amenazadas’, estudia los patrones de movimiento de las hembras con crías. Así, a los datos de Escandinavia y España, se han unido los existentes en otros países con poblaciones de osos como Francia, Austria, Italia, Eslovenia, Grecia, Rumanía y Croacia.
El objeto final de la tesis es buscar las soluciones que contribuyan a la conservación del oso pardo y pretende generar la publicación de una serie de trabajos científicos y la reunión de los mismos en una tesis doctoral.

Entre otras actuaciones, se realizarán sugerencias de gestión del área de comunicación de las dos poblaciones cantábricas de osos. El objetivo es establecer una estrategia que permita diseñar programas de permeabilización de barreras e incrementar las áreas de calidad de hábitat para mejorar las posibilidades de comunicación entre las subpoblaciones. Leer en Terra

Ver también:

Localizados los primeros oseznos nacidos este año en la Cordillera Cantábrica

Los dos primeros oseznos nacidos este año en la Cordillera Cantábrica han sido localizados en la montaña palentina por agentes medioambientales y de la Fundación Oso Pardo.

En los valles de las cabecera del río Pisuerga, dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas, fueron localizadas el pasado 24 de abril una hembra con dos crías del año.

La Junta informó de que durante el pasado año se censaron tres grupos familiares con cinco crías en total, en la zona que se extiende por la Montaña Palentina y las vecinas comarcas de Liébana y Riaño. Según el servicio de Medio Ambiente de la se mantienen los niveles de cría similares a los de años anteriores, con el encadenamiento de un trienio en el que la población osera oriental ha pasado por episodios calificados de preocupantes, como la aparición de varios ejemplares muertos.

Leer en todo el artículo en Terra

Y también el oso pardo cantábrico será protegido en un proyecto de conservación (El Mundo)

El oso pardo de la cordillera cantábrica será protegido en un proyecto de conservación contra el furtivismo y el uso de venenos acordado por Obra Social Caja Madrid y la Fundación Oso Pardo. Ambas entidades han explicado que se potenciará el funcionamiento de las dos ‘Patrullas Oso’ existentes

Estas patrullas, en cuyo mantenimiento operativo participa también la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, realizarán un censo anual de osas con crías, observarán y recogerán información sistemática sobre el hábitat y el comportamiento de los animales, apoyarán estudios científicos que se realicen sobre la especie y conducirán rutas guiadas para conocer el denominado ‘País de los osos’.

Turismo de avistamiento de osos

Sigue el debate en la prensa sobre la convivencia de permitir el turismo de avistamiento de osos con este artículo Principado, conservacionistas y empresarios rechazan «el uso económico» de los osos… pero tampoco los diferentes actores implicados se oponen frontalmente a una actividad organizada.

La revelación, a principios de este mes, de que un touroperador británico (Naturetrek) ofrecía a sus clientes visitas guiadas al parque natural de Somiedo con el objetivo de avistar osos avivó una polémica instantánea que, sin embargo, se ha aplacado en los últimos días. El Principado, las asociaciones conservacionistas y los empresarios turísticos del Suroccidente coinciden en que sobre el terreno no hay indicios de alarma. Existe también la convicción generalizada de que la legislación actual es suficiente para garantizar la protección de la reserva si se aplica con los criterios de los últimos años.

Para Roberto Hartasánchez, presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), el salto del asunto a las noticias ha resultado «sorprendente». A su juicio, la actividad de las empresas dedicadas a promocionar las visitas «no puede ser muy consistente», porque su organización, que mantiene permanentemente personal sobre el terreno, no tiene constancia de las excursiones. Hartasánchez, sin embargo, sostiene una opinión con pocos seguidores. El responsable del Fapas considera apropiado abrir un debate acerca de las actividades turísticas en los espacios protegidos. «Puede que este caso no sea muy grave, pero algún día aparecerá una empresa con más capacidad de hacer año, porque los osos llaman mucho la atención», advierte.

Otra organización conservacionista, Ecologistas en Acción, también se mostró perpleja por la polémica. «No sé a qué obedece, porque el plan de uso y gestión del parque de Somiedo es el mismo de siempre. Lo que no estaba permitido hace un año tampoco está permitido ahora», señaló su portavoz, Claudio Hermosilla. En su opinión, el punto central de la discusión es encontrar el equilibrio entre la protección y la observación. «No soy demasiado esencialista. Quienes hacen trabajo de campo y tienen todo el mérito de la recuperación de la especie no muestran un rechazo frontal de los avistamientos», reflexiona. Hermosilla opina que habilitar lugares desde los que se pueda observar a los osos sería admisible si su funcionamiento fuera «compatible con la reproducción y la conservación de la especie».

Leer todo el artículo en El Comercio Digital

Ver también

Esta página hace una recopilación extensa de artículos sobre este tema

Osos y el turismo (Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica)

A raíz del artículo publicado por EL PAÍS sobre la problemática de las actividades turísticas en áreas oseras se han sucedido las noticias y las declaraciones. La Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, así como otras organizaciones ambientalistas, ya se opuso hace unos años a una propuesta para la explotación turística de los escasos osos cantábricos. La imagen de la especie, muy implantada ya en los espacios naturales cantábricos, es utilizada por hosteleros y empresas agroalimentarias, pero un turismo ligado a “ver osos” es extremadamente complejo y puede añadir problemas a la especie en un enclave tan frágil como la Cordillera.

El turismo y los osos son compatibles

La semana pasada El País publicó un artículo El oso se acostumbra al hombre que ponía en duda la posibilidad de realizar avistamientos de osos como actividad turística, y avisaba del peligro de que el oso se está acostumbrando al ser humano. Desde entonces ha habido un debate en varios medios españoles. Aquí, en este artículo, Los osos no se están habituando al hombre; simplemente, publicado hoy en LNE, Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo critica el artículo de El País.

  • Consideramos muy positivo que se use la imagen del oso para promover el desarrollo de las zonas de montaña. En esta línea venimos trabajando desde hace años. Impulsamos las iniciativas conservacionistas ligadas al desarrollo rural. En la actualidad, sólo conocemos pequeños grupos de visitantes que, de la mano de empresas o extranjeras o locales, o bien por su cuenta, acuden a unos puntos de observación muy concretos desde donde realizan esperas a mucha distancia, que no causan molestias a los osos. Pero dentro de pocos años es previsible que este tipo de turismo aumente, con el peligro de convertirse en un problema. Por eso, hemos pedido al Principado que empiece a considerar una regulación del turismo naturalista cuanto antes. Veo que se ha generado una polémica no deseada en la que algunos han aprovechado para matar al mensajero
  • Los osos no muestran ningún indicio de estar más habituados al hombre. Siempre ha existido una estrecha convivencia entre osos y humanos en la cordillera Cantábrica. Los osos han acudido de manera habitual a los valles y al entorno de pueblos para alimentarse. Es triste que ahora que la convivencia entre osos y hombres es mucho más amigable haya personas que pretenden reavivar miedos olvidados. No existe un cambio de comportamiento de los osos, sólo hay un cambio de número, hay más ejemplares.
  • Los osos apenas entrañan peligro para el hombre, y eso lo saben los habitantes de las montañas que viven con ellos. Puede que haya alarma social en Madrid, pero no la hay en Somiedo, ni en Degaña, ni en Cangas del Narcea. Antes era habitual oír a la gente contar que los osos se veían cuando ellos eran niños, o lo había visto su padre o su abuelo. Ahora se da la circunstancia de que vuelven a verse, y estas anécdotas se cuentan en primera persona. ¿No es más fácil aceptar que es gracias al éxito de la política de conservación del oso, en vez de buscar fantasmas inexistentes?
  • La reproducción de “Paca” y “Tola” no contribuye a conservar la especie; otra cosa es que fomente la sensibilización social

Leer en La Nueva España

Ver también

Mordido por una víbora de Seoane

Un guarda rural en Ponga, Asturias ha sido recatado tras ser mordido por una víbora de Seoane. El herido no reviste gravedad. La víbora de Seoane, al igual que las otras víboras ibéricas de veneno más tóxico, es tímida y huidiza y sólo ataca cuando se siente acorralada. Una estadística sobre ataques de víboras a personas en España recoge 23 casos de víbora de Seoane entre 1965 y 1980. (LNE)