El oso pardo en Palencia

La población oriental del oso pardo se extiende principalmente por los montes del NE leonés y N de Palencia (con un 87% de un área de 2.480 km²).  Se calcula que  sobreviven actualmente entre 25 y 30 ejemplares.

Varios osos han sido matados en Palencia en los últimos años:

  • Un joven oso, es encontrado el 3 de septiembre de 2005, en Resoba (Palencia) envenenado con Aldicarb.
  • El 25 de septiembre de 2005 en Polentinos (Palencia) es encontrado muerto un oso de más de 15 años por disparo de postas.
  • El 15 de mayo de 2006 es localizado el cadáver de un macho de unos cuatro años de edad en la localidad de Burbia, en el municipio de Vega de Valcarce víctima de un disparo.
  • El 12 de agosto de 2007 se encontró en el municipio de Polentinos un oso adulto de más de 20 años envenenado por carbofurano.

El Oso hallado muerto en Palencia fue abatido por un cazador furtivo

El ejemplar de oso pardo localizado muerto el pasado domingo en las montañas de Palencia fue abatido por un cazador furtivo. La necropsia realizada por técnicos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León ha determinado que «la causa de la muerte han sido las lesiones traumáticas provocadas por proyectiles, presumiblemente postas, más evidentes en el lado derecho».

El imponente ejemplar, un macho adulto y de gran envergadura que murió a mediados de la pasada semana, formaba parte de la población oriental de oso pardo, en el territorio compartido por Asturias, Cantabria y Palencia, donde sólo quedan entre 25 y 30 ejemplares. Ante la gravedad del suceso, en un momento en el que el furtivismo se consideraba erradicado en lo tocante a esta especie, el Gobierno de Castilla y León anunció ayer que dará traslado del informe a la Fiscalía para que persiga el delito, que puede ser castigado con una pena de prisión de entre uno y cuatro años. Además, el Ejecutivo castellanoleonés anunció ayer que colaborará con las fuerzas de seguridad del Estado en la investigación y en el incremento de la vigilancia en la zona para evitar sucesos similares.

LA CONSERVACION DEL OSO PARDO EN PALENCIA HUELE MUY MAL

Lógico, si valoramos al número de osos muertos y encontrados en proceso de putrefacción a causa del veneno en lo que deberían de ser las mejores áreas de vigilancia y conservación de la especie.

Lamentablemente, solo es posible hablar de los osos muertos que han sido localizados, pero todos los que trabajamos en conservación de fauna salvaje, sabemos por experiencia que los animales que son encontrados muertos en el monte, solo son en realidad una parte de los que presumiblemente hayan muerto, ya que su localización es muy difícil.

Desde Ecologistas en Acción en Palencia, nos envían esta nota de prensa que reproducimos para conocimiento de todos aquellos interesados por la conservación del oso.