El Chato Murciano

El chato murciano es una raza porcina autóctona de la Región de Murcia que tiene su origen en la raza Gabana, primitivo cerdo murciano de tronco ibérico, mejorada mediante cruzamientos con razas de origen centroeuropeo y asiático, así como con cerdos del mismo tronco ibérico “Colorado” extremeño, que han hecho posible lograr animales más armoniosos, proporcionados, con mayor rendimiento y con una rusticidad aclimatada a las condiciones ambientales de la Región de Murcia y en especial a su altas temperaturas veraniegas.

Actualmente en peligro de extinción es  como comenta uno de los investigadores del proyecto: “Es el clásico cerdo que se ha criado toda la vida atado debajo de la higuera”.

Información y foto extraídas de La Fundación Séneca

  • Recuperación de la raza porcina autóctona de la región de Murcia: En la actualidad, un pequeño grupo de ganaderos está apostando por recuperar este patrimonio genético de todos los murcianos, que es el cerdo chato que se distingue por tener la cabeza corta y ancha, las orejas cortas y pequeñas y un perfil ultra cóncavo en el que destaca su morro, corto, grueso y fuerte. El cuello es corto y el cuerpo largo, ancho y cilíndrico, las patas son cortas y los jamones y paletillas amplias.
  • «Quedaron chatos murcianos porque el psiquiátrico los conservó»
  • El chato murciano, competencia del ibérico
  • Directorio

  • Cerdos españoles
  • La vaca salvaje Betizu
  • Pollos de raza española