Villarina se independiza

La osezna Villarina ha acabado desprendiéndose de los emisores  que el equipo de FAPAS empleaba para hacer su control de seguimiento en Somiedo. Puede calificarse como un verdadero éxito la reintegración de la osezna a su medio natural, así como una gran experiencia de trabajo en la recuperación del oso pardo en la Cordillera Cantábrica. Leer en FAPAS

El oso se recupera en la zona central de Asturias

Foto de una osa con su cría en la primavera de 2008 en el concejo de Proaza (Asturias) – EFE

Según Fapas, la población de osos pardos podría quedar “totalmente” recuperada en el año 2010 en el área central de Asturias, que ha visto un aumento del número de estos animales en la zona en los últimos años. Por esta razón, Fapas propone cambiar el nombre del Valle del Trubia, por el de “Valle de los Osos”. El oso pardo, que prácticamente llegó a desaparecer como especie reproductora en la zona central de Asturias, está consiguiendo recuperarse a un ritmo muy alto. En 2007 se detectó la presencia de al menos 16 osos diferentes (dos eran hembras acompañadas de sus crías). En los próximos meses se podrá determinar el número de osas que han reproducido, probablemente dos o tres, según Fapas. La previsión es que unas 10 hembras reproductoras llegarán a ocupar los valles de Trubia (entre las montañas de los Concejo de Proaza, Quirós y Santo Adriano). Esto permitaría que los osos comiencen a colonizar nuevas áreas entre las dos zonas oseras que existen la Cordillera Cantábrica y que actualmente se encuentran incomunicadas entre sí. Leer en El País o 20 Minutos

Turismo de avistamiento de osos

Sigue el debate en la prensa sobre la convivencia de permitir el turismo de avistamiento de osos con este artículo Principado, conservacionistas y empresarios rechazan «el uso económico» de los osos… pero tampoco los diferentes actores implicados se oponen frontalmente a una actividad organizada.

La revelación, a principios de este mes, de que un touroperador británico (Naturetrek) ofrecía a sus clientes visitas guiadas al parque natural de Somiedo con el objetivo de avistar osos avivó una polémica instantánea que, sin embargo, se ha aplacado en los últimos días. El Principado, las asociaciones conservacionistas y los empresarios turísticos del Suroccidente coinciden en que sobre el terreno no hay indicios de alarma. Existe también la convicción generalizada de que la legislación actual es suficiente para garantizar la protección de la reserva si se aplica con los criterios de los últimos años.

Para Roberto Hartasánchez, presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), el salto del asunto a las noticias ha resultado «sorprendente». A su juicio, la actividad de las empresas dedicadas a promocionar las visitas «no puede ser muy consistente», porque su organización, que mantiene permanentemente personal sobre el terreno, no tiene constancia de las excursiones. Hartasánchez, sin embargo, sostiene una opinión con pocos seguidores. El responsable del Fapas considera apropiado abrir un debate acerca de las actividades turísticas en los espacios protegidos. «Puede que este caso no sea muy grave, pero algún día aparecerá una empresa con más capacidad de hacer año, porque los osos llaman mucho la atención», advierte.

Otra organización conservacionista, Ecologistas en Acción, también se mostró perpleja por la polémica. «No sé a qué obedece, porque el plan de uso y gestión del parque de Somiedo es el mismo de siempre. Lo que no estaba permitido hace un año tampoco está permitido ahora», señaló su portavoz, Claudio Hermosilla. En su opinión, el punto central de la discusión es encontrar el equilibrio entre la protección y la observación. «No soy demasiado esencialista. Quienes hacen trabajo de campo y tienen todo el mérito de la recuperación de la especie no muestran un rechazo frontal de los avistamientos», reflexiona. Hermosilla opina que habilitar lugares desde los que se pueda observar a los osos sería admisible si su funcionamiento fuera «compatible con la reproducción y la conservación de la especie».

Leer todo el artículo en El Comercio Digital

Ver también

Esta página hace una recopilación extensa de artículos sobre este tema

Osos y el turismo (Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica)

A raíz del artículo publicado por EL PAÍS sobre la problemática de las actividades turísticas en áreas oseras se han sucedido las noticias y las declaraciones. La Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, así como otras organizaciones ambientalistas, ya se opuso hace unos años a una propuesta para la explotación turística de los escasos osos cantábricos. La imagen de la especie, muy implantada ya en los espacios naturales cantábricos, es utilizada por hosteleros y empresas agroalimentarias, pero un turismo ligado a “ver osos” es extremadamente complejo y puede añadir problemas a la especie en un enclave tan frágil como la Cordillera.