El 25% de las águilas imperiales mueren electrocutadas

El 25% de las águilas imperiales mueren electrocutadas en los postes de la luz.

Fernando Grefo, director de Grefa (Grupo de rehabilitación de la fauna autóctona y su hábitat), asegura que la electrocución de las aves es una de las mayores causas de ingreso en su centro de cuidados a animales y, además, el que presenta un peor pronóstico. Realmente es una amenaza extendida por toda la geografía y más si se tiene en cuenta que muchas de estas especies están a punto de extinguirse. El aguila perdiciera debe su muerte en un 65% a los tendidos eléctricos. Según un estudio de SEO-Birdlife, más de 25.000 aves mueren cada año electrocutadas en tendidos eléctricos y, de ellas, más de la mitad son especies protejidas. Leer y ver video en Tele5

Ver también: Modificación de tendido eléctrico para proteger las aves