Andalucia afirma que la población del lince se ha duplicado desde 2002

El director de los dos programas LIFE de la Junta de Andalucía para la conservación del lince ibérico, Miguel Angel Simón, ha afirmado que la población del lince se ha duplicado desde 2002, cuando se inició el programa LIFE.

Según Simón:

  • Se ha estabilido la población de lince ibérico de Doñana, que se encontraba cerca de la extinción y ahora cuenta con 45 ejemplares, 19 de ellos hembras reproductoras, así como mejorar la coordinación entre todos los organismos comprometidos en la defensa de esta especie.
  • En Sierra Morena, la principal población viable del lince ibérico, se ha pasado de los 60 ejemplares censados en 2002 a los 150 individuos de este año, con un incremento estratégico de 18 a 32 hembras territoriales.
  • La mejora de la situación del lince ha sido posible gracias a actuaciones científicas, como innovadores estudios genéticos o el éxito de la reproducción en cautividad lograda por el equipo que dirige Astrid Vargas, pero también por mejoras en el medio natural para aumentar las poblaciones de conejo -alimento casi exclusivo del lince- recuperar hábitats y eliminar amenazas. Estas actuaciones se han aplicado en 150.000 hectáreas y han requerido firmar convenios con centenares de propietarios.
  • Los indicadores de los programas LIFE reflejan que de septiembre de 2001 a junio de este año han fallecido 64 linces por causas no naturales: 44 en Doñana y 22 en Sierra Morena. El atropellamiento, principal causa de esta mortalidad con 23 linces muertos, se ha frenado y no se ha contabilizado ninguna muerte en Doñana desde junio de 2006. Las enfermedades infecciosas se han cobrado en los últimos siete años la vida de 12 linces, once de ellos en Doñana por un brote de leucemia felina en 2007 que, según Simón, se pudo controlar a tiempo y de forma eficaz. Leer en Terra

Muere un lince de leucemia felina

Un lince ibérico de dos años de edad ha muerto en el Centro de Recuperación de Especies Amenazas (CREA) de Los Villares, en Córdoba a causa de leucemia felina. El animal fue sacado de su habitat natural en 2007, en Coto del Rey en Doñana, tras dar positivo al retrovirus de la leucemia felina en un chequeo veterinario.  Con este son ya siete los ejemplares muertos desde que se detectó el brote epidémico en marzo de 2007, retrovirus que hasta el momento no ha vuelto a aparecer en la población silvestre de linces de Doñana. Soitu