El esqueleto encontrado en Vega de Liébana no era de oso pardo

ÚLTIMA NOTICIA: Ha resultado que el esqueleto hallado en Liébana no corresponde a un oso pardo, sino a un cánido. La dispersión de los huesos suscitó algunas dudas sobre la especie a la que correspondía el animal. Se trata de otra lección de que  no deberíamos sacar conclusiones rápidas cuando leemos noticias en Internet de este tipo. Leer en El Diario de León

Guardias de la ‘Patrulla Oso’ de la Fundación Oso Pardo han hallado esta semana en Vega de Liébana (Cantabria) el esqueleto de un oso pardo, que posiblemente murió unas semanas antes en circunstancias desconocidas. Este hallazgo, que eleva a once el número de ejemplares localizados muertos en la Cordillera Cantábrica en los últimos diez años, ha llevado a diferentes grupos conservacionistas a expresar su preocupación. Piden a las administraciones que «redoblen sus esfuerzos» porque la situación del oso es todavía crítica. Los restos del oso se han enviado a un laboratorio especializado para determinar la causa de su muerte. Leer más en El Diario Montañés

Osos muertos desde 1998 (ocho de los cuales han sido envenenados)