Muladares, vitales para el oso pardo

Ahora que poco a poco regresan los muladares tras los miedos a la Encefalopatía Espongiforme Bovina, o “mal de las vacas locas”, recuperamos este interesante reportaje publicado en agosto de 2006 en Quercus, “Las carroñas del ganado extensivo, vitales para el oso pardo“, de Alfonso Hartasánchez, Doriana Pando, Francisco José Purroy y José Ramón Maragán.

Villarina se independiza

La osezna Villarina ha acabado desprendiéndose de los emisores  que el equipo de FAPAS empleaba para hacer su control de seguimiento en Somiedo. Puede calificarse como un verdadero éxito la reintegración de la osezna a su medio natural, así como una gran experiencia de trabajo en la recuperación del oso pardo en la Cordillera Cantábrica. Leer en FAPAS