Los expertos descartan la captura de Hvala (de momento)

 La osa Hvala, en una imagen tomada a finales de octubre. Foto:  EL PERIÓDICO

Buenas noticias para la osa Hvala. De momento, puede seguir en el Pirineo. Según EL PERIÓDICO, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente español, del departamento francés de Ecología, de la Generalitat de Catalunya y del Gobierno de Aragón, asesorados por un equipo de expertos en la materia, se reunieron ayer y acordaron aplicar medidas específicas para fomentar “el conocimiento y el seguimiento de la población de osos pardos en el Pirineo”, sin por ahora abordar la captura de Hvala, el plantígrado que el pasado 23 de octubre hirió a un cazador aranés. La recomendación ignora la petición hecha hace unas semanas por el Conselh Generau d’Aran, que reclamó que el animal fuera atrapado y trasladado fuera del valle.
El grupo de trabajo técnico considera que hace falta insistir en la necesidad de “hacer compatibles las actividades humanas en la montaña con la conservación de la población de osos pardos”, según recogió el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado emitido al término de la reunión.
Entre otras propuestas, los técnicos, reunidos ayer por primera vez con presencia francesa tras el ataque de Hvala, recomiendan crear las denominadas “patrullas oso”, unos equipos formados por guardas forestales especializados que siguen sobre el terreno las evoluciones de los plantígrados. Estas patrullas funcionan con éxito desde hace ya unos años en la cordillera Cantábrica, donde habita una importante colonia de osos.
Los expertos abogan por “conocer mejor la población de osos pardos y brindar una mejor atención a los ciudadanos en materia de información, asesoramiento o construcción de sistemas temporales de prevención”.
El Conselh Generau d’Aran prefirió mostrarse cauteloso. “Habrá que analizar las recomendaciones de los expertos y ver si realmente se descarta la captura de la osa”, señaló anoche un portavoz.

Esperemos que el sentido común calme los ánimos en el valle de Arán.

La osa Hvala y el cazador

No he tenido tiempo últimatamente de actualizar Naturaiberica (a la espera de noticias…) pero aquí hay unos vínculos a la historia que tanto ha obsesionado a la prensa y la sociedad en la última semana.

El Síndic de Aran exige la retirada inmediata de todos los osos de la vall tras el ataque a un cazador. La víctima ha resultado herida y ya ha sido dada de alta. Es la primera agresión de un plantígrado desde que la especie fue reintroducida en el Pirineo | Medi Ambient pide “calma” y advierte que antes de tomar cualquier decisión se tienen que analizar con profundidad las causas del asalto La Vanguardia

EL´Síndic de la Vall d’Aran pide sacar a los animales del territorio
Desde Medi Ambient tildan el suceso de ‘aislado’ y defiende la reintroducción
El oso pardo habitó en el Pirineo de Lleida de forma natural hasta los años 80
En la actualidad se estima una población de unos 20 plantígrados en la zona
En 12 años no se habían registrado ataques a seres humanos pero sí a rebaños de ovejas
El Mundo

DEPANA vol que els óssos continuïn al Pirineu. La batuda de porcs senglars és la causa de l’accident entre l’home i l’ós a la Val d’Aran.

L’entitat ecologista DEPANA, en primer lloc, vol lamentar les ferides que es va fer el caçador amb la topada amb l’ós a la Val d’Aran i li desitja una ràpida recuperació. Tot i aquest lleu accident, DEPANA afirma que la conservació de l’ós i la caça ben gestionada són perfectament compatibles, tal com ho demostra la llarga experiència a la Serralada Cantàbrica i la resta del territori europeu on hi ha óssos. Així mateix, DEPANA pot afirmar que ha estat la pròpia batuda de senglars la causant de l’accident. Depana

Grabación muy de cerca de oso pardo en el Pirineo

La osa Hvala, una hembra de 6 años liberada en Francia en 2006, fue grabada en el Vall d’Aran devorando los restos de un corzo, colocados por los agentes forestales como cebo. Las imágenes fueron captadas por una de las cámaras ocultas instaladas por el Conselh Generau d’Aran para hacer el seguimiento de los osos pardos. El collar en el cuello y el localizador implantado en su oreja han permitido su identificación. En el vídeo se ve a Hvala sin sus cachorros. Leer más y ver vídeo en El Periódico