Entrevista con Guillermo Palomero

Entrevista con Guillermo Palomero,presidente de la Fundación Oso Pardo

“El caso del Valle de Arán fue un incidente cinegético sin más, como tenemos decenas todos los años con jabalíes o ciervos en la Cordillera Cantábrica. Todos son animales salvajes. Encaja con el perfil de un animal que se sintió acosado, atacó y derribó un “impedimento”, y siguió corriendo. De hecho la osa, que ya no estaba con sus dos crías, no se cebó con el cazador, pues tendría más miedo del hombre que espíritu agresivo.”

Leer en Fapas

Oso fotografiado en Aragón

Una cámara automática ha logrado captar la imagen de un oso en el valle de Hecho en Huesca. Según el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, probablemente se trata del oso llamado Neré. Sería el tercer plantígrado detectado esta primavera en el Parque Natural de Los Valles, en los municipios de Hecho y Ansó.

Neré  nació en 1997 en el Valle de Arán. Sus padres son Pyros y Giva, dos osos eslovenos que fueron reintroducidos en el Pirineo francés, en la zona oriental que linda con el Pirineo catalán. Suele encontrarse en el lado francés, aunque hace visitas esporádicas a la parte aragonesa. El Heraldo de Aragón

Noticias sobre osos en los Pirineos

La última foto de Canelle?

Cazador absuelto
Un tribunal francés ha absuelto hoy al cazador que durante una cacería de jabalí en el valle de Aspe en noviembre de 2004 mató a Canelle, la que se consideraba la última osa autóctona de los Pirineos. El hombre estaba acusado de “destrucción de especie protegida”. La decisión judicial se ajusta a la petición de la Fiscalía que, en el juicio del mes pasado, pidió la absolución del cazador por considerar que disparó por pura “necesidad”. La muerte de Canelle provocó en su día una gran conmoción en Francia y llevó al Gobierno a impulsar un plan de repoblación de la especie en los Pirineos, con ejemplares procedentes de Eslovenia. Leer en El País

Hábitat de osos
En unas jornadas en Aragón, Guillermo Palomero, El presidente de la Fundación Oso Pardo, considera que el Pirineo cuenta con “suficiente hábitat” para el desarrollo de una población de este animal. La población osera del Pirineo se encuentra en una clara situación de retroceso, ya que existían cerca de 200 osos a comienzos del siglo XX, y sin embargo, en la actualidad, sólo quedan entre 15 y 20 ejemplares entre las dos vertientes. Esta tendencia se ha acentuado en los últimos años tras la muerte natural de un macho veterano, Papillón, y la desaparición de una hembra, Canelle, ambos en 2004. Pese a esta tendencia, Palomero no ha perdido la confianza en vista del comportamiento de los animales. A su juicio, que la supervivencia del oso pardo es posible en el Pirineo “lo han puesto de manifiesto los propios osos, porque se están reproduciendo, aunque sean pocos ejemplares todavía, y porque se desplazan por el Pirineo con facilidad”.

Uno de los principales condicionantes con los que se enfrenta la integración del oso en Aragón se debe a la oposición de una parte de los ganaderos, debido a los ataques producidos contra el ganado ovino. Frente a esta circunstancia, Palomero ha incidido en que sólo se produjo un ataque en Aragón en todo el pasado año, mientras que en el catalán Valle de Arán se contabilizaron un total de 29 ovejas muertas. Leer en Aragon Digital.